El Chihuahueño es la raza más pequeña de perro y recibe su nombre por Chihuahua en México lugar donde fue descubierto y domesticado de su estado silvestre. Es conocido más como Chihuahua. Sin embargo el nombre oficial de la raza es Chihuahueño, chihuahua es el nombre adoptado en Estados Unidos de América para la raza debido a que por cuestiones fonéticas de la lengua inglesa no existe el fonema ‘ñ’.

Los Chihuahueños son preciados por su devoción y personalidad. Su estado alerta, inteligencia y tamaño los hacen adaptables a una variedad de ambientes, incluyendo la ciudad y pequeños departamentos, y usualmente viven quince años o más. Si bien frecuentemente se considera a los Chihuahueños como débiles y frágiles, el entrenamiento correcto y la socialización pueden resultar en un animal de compañía excelente.

Los Chihuahueños no son buenos como mascotas de niños pequeños debido a su tamaño y fragilidad física. De cualquier manera, muchos Chihuahueños centran su devoción en una persona, poniéndose demasiado celosos de las relaciones humanas de esa persona. Sin embargo, esto puede ser mitigado mediante la socialización. Los Chihuahueños tienden a tener una naturaleza de clanes, prefiriendo la compañía de otros Chihuahueños sobre otros perros. Por otro lado, los Chihuahueños parecen no tener concepto de su tamaño, y pueden enfrentarse a otros animales más grandes, lo que resulta en daños y lesiones.Muchos Chihuahueños son sensibles al frío debido a su pequeño tamaño corporal. Los dueños de los Chihuahueños generalmente visten a sus perros con suéteres o abrigos en climas fríos, pero para esto, hay que acostumbrarlos, porque si no, no se dejan colocar telas encima.